Saltar al contenido

No te desanimes si aún no ves resultados

¡No te desanimes si TODAVÍA no ves resultados!

Demasiadas veces abandonamos antes de tiempo. Vivimos en un momento de la historia en el que parece que todo tiene que ser inmediato. Estamos sumergidos en la cultura de “LO QUIERO, LO TENGO” y en mi opinión, de algún modo, eso te jode.

Mereces cumplir tus sueños y mi corazón se acelera y mis ojos se humedecen al pensar que alguno de nosotros se de por vencido, que alguno de nosotros abandone sus sueños. De pana me da tristeza. Yo sé que volteas y dices¿Cóño hasta cuándo lleva colazos #rocky? ¿O crees que a mí no me entra un desespero? Nojoda parecería que nunca vas a llegar y que si está bien la paja que «el éxito es una Carrera de fondo, pero no de velocidad» pero resulta que los gurus de la autoayuda no están en #Venezuela , hasta psicovivir se piró! Yo sé que está es la maratón no de Boston, la que tú vives, aquí no hay paisajes bonitos, estamos corriendo en el lugar más peligroso emocionalmente hablando y apenas vas por el km 10… A mí no me gusta el comeflormismo «que vamos a hacer un mapa del tesoro, la ley de la atracción» ni nada de esa paja, creo en la acción, la recurrencia y las bolas… Pero pareciera que las 3 de desaparecen de repente.

Y hoy quiero darte una técnica que me funciona a diario, sabes que nosotros los que aquí estamos nunca nos aburrimos de noticias que sobrepasan nuestra capacidad de asombro y hace que pienses que no vale más la pena… En cambio, trata de cerra tus ojos y veas hacia atrás recordarás los momentos que dijiste: «YO lo hago», «YO no me riendo», «YO sigo». Evoca un momento dónde te sentiste victorioso, éxitoso (tu graduación, el nacimiento de un hijo, tu primer carro) ponle un color y llévate de ese color, siente esa energía, ese calor y como se infla tu pecho… Repitelo cuántas veces sea necesario… Y dentro de diez o veinte años (apenas llevo 5 🤐🤐🤐), cuando estés conversando con tus hijos y tus nietos o tu #sugarbaby puedas mirarlos a los ojos y decirles «no abandonen sus sueños, ustedes merecen ser felices, completamente felices». Por esta razón hoy te pido una sola cosa: no abandones tus sueños, no abandones tus sueños, no los abandones, NUNCA…

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.