Mi enemigo el Chocolate

Lamentablemente, el chocolate‬ tiene una cantidad importante de grasa y‪ ‎azúcar‬, por lo que en exceso puede provocar problemas de sobrepeso‬ y las complicaciones que eso conlleva. También existe dentro del chocolate el ácido oxálico, este se puede unir al calcio en nuestra dieta‬ y bloquear su absorción. Por esta razón, parte del calcio que ingerimos en la dieta nunca llega a los huesos perjudicando l en especial las ‪‎mujeres‬.
Ni hablar de la nutella‬ “supercrema”que contiene glutamato monosódico (MSG, por sus siglas en inglés), también conocido como E621, GMO emulsionante lecitina de soya y aceite de palma, cuya extracción ha agravado el medio ambiente alrededor del mundo.
A pesar que el contenido #nutricional‬ la nutella contiene;
La lecitina de soya (la cual, por cierto, es igual de artificial que el emulsionante/preservativo) proviene de los desperdicios de un proceso de desgomado, usándose continuamente como solvente y pesticida para formar plásticos sólidos. Es un producto genéticamente modificado, lo que lo convierte en un material contaminante que disminuye la ‪#fertilidad‬, altera las funciones inmunológicas y contamina el medio ambiente. En consecuencia, tiene efectos tóxicos.
67% del producto es grasa saturada y azúcar procesada (alrededor de 200 calorías, 11 gramos de grasa, de la cual 3.5 es saturada y 21 es #azúcar). El sabor artificial de vainillin (MSG), erróneamente confundido con vainilla. Con sabor y aroma a vainilla, este producto no es más que un químico compuesto por el extracto molecular de la vaina de la vainilla y petróleo. Contiene MSG, por lo que no es ningún ‪#nutriente‬, vitamina ni mineral y por ende, no provee beneficio alguno a la salud. Es 78% glutamato, 12% sodio y 10% agua. En consecuencia, no puede considerarse un producto natural. Y dado que estimula el sistema de recompensa, este compuesto puede formar parte del desarrollo de desórdenes neurológicos, endócrinos y neurodegenerativos.
El aceite de palma en. Se le considera un elevador de colesterol en la sangre, así como un interruptor de funciones tanto bioquímicas como psicológicas.
Simple No me gusta, No!

1 pensamiento sobre “Mi enemigo el Chocolate”

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.