Saltar al contenido

Yo no digo mi idea, porque me la roban

¿Cuántos de ustedes en algún momento han pensado lo mismo? no compartimos nuestra idea en un evento, porque me la pueden copiar y no me darán crédito. No presento mi #proyecto en ningún evento de #emprendimiento porque si no gano, otros con los recursos sí lo llevarán a cabo.

Recientemente en #RepublicaDominicana tuve una #idea de un segmento de #entrenamiento en un programa de tv con un Ancla muy famoso. Tuve reuniones con producción, el dueño del programa y el mismo famoso (vamos hacerlo dijeron) 🤔. A los días me llaman que no harían el segmento, bue total y el cuento tampoco que era «le motive» de mi vida y lo deje sin efecto, resultó ser que se fusilaron mi idea y lo hicieron con otro entrenador, en verdad me alegro pues además, por qué son personas que conozco incluso que formé. No pasó ni 15 días y el proyecto no pudo acercarse a la idea original. ¿Porqué? Te puedes robar una idea pero el #talento no y no lo digo por mis amigos entrenadores, sino hablo del tigraje dominicano-viveza venezolana (productor y famoso) que quedó estancado frente a una #idea que solo yo sabía cómo llevarla.

Al contrario de lo que nos parece cuando nos la roban, compartir una idea no es tan mal plan . Es cierto que duele el #plagio o la #copia, pero la transmisión de conceptos de una mente a otra nos nutre como personas. Al fin y al cabo es una forma de difundir #conocimiento. Dictado cátedra pues.

Que copien, usen las ideas ajenas como base de propuestas, salgan a hacer lo mismo que uno hace, habla de sus intenciones, si, pero también de sus limitaciones, de su comodidad, de su forma de desarrollar el protagonismo.

No se llevan el talento, tampoco el esfuerzo, el compromiso, la destreza, la fuerza, con que los verdaderos creadores generan sus ideas

Esos son recursos que siempre me quedan disponibles.Son personales, propios, únicos.

No pueden copiarse, ni robarse, ni pedirse prestados.
Sí disfrutarse, aprovecharse, gozarse, compartirse desde el amor por lo hecho.

  • Son las verdaderas joyas de la corona. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.